Sentimientos Revueltos.

_MG_8591
Punta Hermosa; Lima
Mente distorsionada; ojos que no ven; corazón que
no sente. Los días se van volviendo negros; van
brotando en mi de nuevo aquellos sentimientos de desaliento.
El llanto no cesa, me ahogo en un mar de tristeza.
Me cuesta respirar; no soporto tanto pensar. Y aun que se
que todo esta dentro de la cabeza, no puedo manejar su influencia.
El desanimo se torna cada vez peor, pensé que
la tormenta ya había cesado. Pero esta
aun no se había acabado. No quiero luchar
de nuevo con ella; no quiero nuevamente
enfrentar su potencia. No tengo la fuerza
para aguantar su impacto o su mínimo tacto.
Me dicen ser un ser inteligente; pero eso no
parece ser suficiente. Sigo volviendo al pasado;
me aterra entrar en ese estado. No quiero
disiparme ; no quiero ser humo en el aire. No
quiero perderme de nuevo y no encontrar
remedio.
Me estoy arrastrando junto con mis
emociones; me estoy hundiendo en mis propias
conmociones. Estoy viviendo en un mundo que
existe solo dentro de mi mente y
que a los ojos del resto eso me hace
ver como demente.
Quiero ser diferente; quiero ver mas allá de mi inconsciente. No quiero abrir la puerta nuevamente; no quiero darle paso a la herida que me dejo muerta en vida. Dicen que soy valiente, pero esta vez no creo ser tan fuerte.
La solución no es sencilla ni directa. La paciencia se agota con rapidez y la espera desespera. Creí estar bien, creí ya haber sanado; pero todavía no he llegado a ese cuadro.Y aunque me dicen que mi progreso ha sido inmenso y es parte de cierto proceso; me esta sacando de quicio no poder salir de este propio juicio.
Estoy agotada,extraviada,débil,asustada. Pero quiero
ver la luz de nuevo; quiero poder mirar el cielo, quiero
poder nadar en agua templada y transparente.
Quiero estar conectada conmigo verdaderamente.
Y el dolor; el dolor es inevitable, pero se
aprende de el indudablemente.
Y aunque si; cansada estoy,no voy a bajar los brazos,
no voy a quedarme quieta; no voy a ser
participe de ideas y sentimientos que son inciertos
y que no me dejan ver a través de ellos.
Ya me levante una vez; y lo seguiré
haciendo; dos; tres.
Algún día; próximo o lejano; nada habrá sido en
vano; y seré la persona que tanto ansío. La vida
fácil no es ; lanza todo lo que pueda hasta que
se aprenda. Cada quien reacciona distinto
según sus instintos y ya depende de mi si voy a
dejar que me pase por encima o ganarle a esta la partida.

 

Ansiedad .

_MG_8861
Villa Sur – km 112

Dirigida a la ansiedad (pueden interpretarlo a su manera).

Carta a mí misma:

Que me pasa que no controlo mi hambre. Me quiero comer al mundo , todo de un porrazo. Todo de tal manera que no puedo digerirlo, no puedo procesarlo. Debo tomar cada bocado con calma, de a pocos, sin apuro; nadie me persigue, nadie me hace correr, nadie me pide que tome 1000 bocanadas en un segundo. Lo único que logro al intentar asimilar tanto a la vez y hacer todo de una, es producirme hastío, nauseas, y  ganas de vomitar todo.

Ya basta de hostigarme con tantas responsabilidades, de ponerme tanta presión sobre mi misma y sobre todo de ser tan obsesiva con todo lo que hago. Baby steps, un paso a la vez. Nadie me apunta con un arma. ¿Cual es el apuro?, ¿A quien quiero alcanzar? , ¿Porqué la necesidad de hacer y hacer?, ¿Porqué atragantarse cuando tan solo por un momento es placentero?. Lo único que causa todo esto al final es repulsión, , frustración y deseos de patear todo el tablero hacia afuera. Aprende a controlar tus impulsos. Respira, escucha, identifica lo que realmente necesitas. Prioriza, no corras para hacer todo de un santiamén, porque claramente no estas preparado para eso; ni tu mente, ni tu cuerpo. Controla esa ansiedad, no dejes que esta se apodere de ti. Relájate y toma el tiempo que sea necesario para volver a ti y hacer cada cosa a su momento; de a pocos.

Dos Limbos’

_MG_8290
Punta Hermosa; Caballeros

Me encuentro entre dos limbos, ninguno de los dos es suficiente, ninguno de los dos me son eficientes. No sé hacia dónde ir, no puedo dejarme ir, no quiero soltarme,  ni tampoco cerrarme.

No encuentro lugar donde esté realmente a salvo, donde mis pensamientos “insanos” no interrumpan la tranquilidad de mi juicio sano. Soy como un pez nadando contra la corriente, me siento fuera de lo que compone este mundo terrenalmente.

Quiero pararme firme, pero mi tambaleo es muy fuerte. Creo tener las cosas claras como el agua pero entre el juego de la mente y la razón, mi cabeza va perdiendo la noción y virando mas de una vez su dirección.

Quiero ser normal, mezclarme con la gente, poder distraerme; disfrutar de vez en cuando de todo aquello efímero y banal que una que otra vez pueden librarte de  la presión que se encuentra en el ambiente.

Quiero ser como los demás, pero a la vez no deseo ser igual, no soy igual. Hoy por hoy me siento muy distinta al resto dentro de este cubo siniestro. No puedo ser una u otra, dejarme llevar o abstenerme por completo a este mundo material. No encuentro balance ni veo salida al alcance.

Repudio a veces cuando actúo en contra de mis principios, cuando existe un mimetismo junto con esta sociedad llena de consumismo. Que jodida estoy, tengo un desorden en la cabeza y ciertamente ninguna certeza.

Mas no puedo poner a todos en un mismo saco, hay quienes como yo, se sienten extraños y tienen un mundo interno compuesto por fuertes pensamientos y razonamientos. Dejemos ya de pensar tanto , que el tiempo acomode todo a su paso.

Y en realidad suerte la de aquellos que ven con ojos diferentes. Es difícil a veces poder juntarse con la gente; pero es cuestión de ser paciente; pues es inevitable que existe un lugar adecuado para cada ser viviente.

‘Mar Inmenso

_MG_7384
Colán -PiuraPerú .

Mar inmenso, horizonte inmerso en tranquilidad

y felicidad. Mar colmado de vida,

capaz de proporcionar dicha.

Mar que actúa  con sentimientos, mar que

fluye con la corriente, agua que se deja de llevar

hacia lugares diferentes.

Mar, lleno de enseñanzas, lleno de esperanzas.

Agua sin miedo de golpear con fuerza cuando lo

desea o cuando le es necesario botar hacía afuera.

 Agua que se mueve constantemente, flujo indefinido

de sube y bajas, revuelto a veces, calmado y manso también.

Como las personas, emociones que salen a flote, reacciones

procedentes de motivos imposibles de comprender. Mar,

aquel que habla, aquél que se hace grande y revienta cuando

 desborda de ira, y aquel que puede ser una taza de agua

 también cuando en paz esta.

Este, lleno de enseñanzas, busca que aprendamos a mantener la calma,

a escuchar, a no tener miedo a los oleajes o golpes a pesar de su fuerza,

a pasarlos por arriba o por debajo. A no dejarse ahogar en preocupaciones,

a saber fluir junto con la corriente y mantener

tranquilidad en nuestras mentes.

Que es el mar, sino un gran maestro, no es acaso algo como la

 vida misma, no es el mar quien se comporta muchas veces

como nuestro semejante, quien nos enseña a vivir de una manera

especial y diferente, no es un privilegio tenerlo al frente

 y que actúe de una forma tan transparente.

Cuidemos pues esto que la naturaleza nos ha dado,

cuidemos este regalo, cuidemos de este océano

 que se expande por todos los continentes y el cual si

aprendemos a verlo, entenderemos de la vida mas

que cualquier ser que se crea omnisciente.