M i ss i n g

 

_MG_8233
Late Punta Hermosa, Lima [Sepia]

Por más conversaciones NO banales y muchos libros más. Con esta frase escrita en el marcador que llevaba el libro que alguien muy especial me regaló, inicie mi lectura a través de varias páginas que ya llevaban en los márgenes algunas anotaciones suyas (algo que yo también suelo hacer). Con lápiz en mano iba agregando y complementando esas frases escritas en los lados y las acotaciones de esta persona  única y diferente, con una visión completamente transparente. Inicio esta entrada con esta breve introducción para agradecerle por obsequiarme uno de los mejores libros que he leído y me llevo a escribir sobre ello.

“Missing” escrita por Alberto Fuguet, es una historia basada en hechos reales y un increíble relato el  cual describe a la perfección lo fácil que puede resultar perderse u extraviarse, irse de uno mismo, sentirse solo, abandonado y acabado. Muchas veces, nosotros mismos somos los que buscamos desaparecer por decisión propia, pues al sentirnos agobiados, atado y cansados surge la necesidad de hallar una vía de escape. Son distintas las definiciones que podríamos darle al término de “perdido”. Hay quienes se pierden por necesidad, por que lo desean, y perderse no es necesariamente malo; al contrario, el que se pierde y se encuentra, ha logrado algo, ya no es el mismo y puede armar el rompe cabezas que quizás por mucho tiempo estuvo desparramado por todos lados, recuperando así el timón de  su vida. Hay muchas personas que deambulan sin rumbo, que no se sienten a gusto donde están y e ahí la necesidad de escapar. Tristemente también existen aquellos que no pueden rehacer su vida ni continuar avanzando y se quedan estancados dentro de una vida sin color y sin sentido.

Las cosas pueden salir mal una y otra vez, nos podemos encontrar envueltos dentro del mismo lío, y si, aunque cueste a veces seguir intentando, no cabe duda que aquel que persiste y se sigue levantando, en algún momento logra  acomodar las cosas y todo empieza a mejorar . “Missing” es un libro realmente conmovedor, un libro que habla de valentía, de situaciones impredecibles que suceden en la vida, de los errores y las equivocaciones. La soledad es descrita de una manera diferente, pues quien consigue estar solo y en calma, se da cuenta de lo mucho que importa estar con uno mismo y que en ocasiones solo en uno se puede confiar. Existen lazos o relaciones que pueden ser tóxicos, que solo te atan, te tiran hacía abajo y si no se cortan te terminan arrastrando. Fuguet pone mucho en evidencia el comportamiento de las personas. Resulta fácil hacer prejuicios de alguien por su pasado, pero que tan abiertos estamos a no juzgarlo por ello y centrarse en lo que aquella persona es hoy. Intentar escucharlo, entenderlo y tomarlo como ejemplo de reivindicación, de cambio, de fuerza; pues el que mete la pata, el que se equivoca, el que sufre, es el que después tiene mucho para enseñar.

Si uno se “pierde”, se va o se escapa y no lo buscan las personas que en teoría son importantes , entonces la cruda verdad es que nunca lo fueron , es que no les importas  y por ello uno descubre quienes valen y quienes no. Y si se preguntan por que alguien desapareció de sus vidas, analicen la situación, pues no esperen que estén atrás suyo cuando ustedes mismos no demostraron el mínimo interés por encontrarlos. A esas personas (quienes restan en lugar de sumar), aunque duela, hay que dejarlas ir, por que no hacen más que causar daño e inundar a uno de pensamientos que no llevan a ningún lado.

El libro narra perfectamente esa sensación que muchos sienten o han sentido, esa inconformidad con uno mismo, esa angustia de no sentirse querido , esa desesperación de no saber quien eres ni hacía donde vas y la necesidad de alejarte de todo aquello que te hace mal. La vida quita y también da; es la vida misma una caja de sorpresas, no sabemos nunca quien entra y no sabemos nunca quien se va. Nunca sabemos quien va a llegar a nuestras vidas para cambiar nuestro mundo por completo y enseñarnos a ver a una realidad totalmente diferente a la nuestra. Es este un libro de descubrimiento propio, de subidas y bajadas, de sentimientos y emociones, de perderse, de hallarse, de volar lejos, de independizarse, de aprender a valerse por uno mismo y rehacer de a pocos una vida accidentada por  algo mucho mejor. Nadie se va sin ningún motivo, nadie se pierde si no es por algo, nadie se escapa por que sí. Siempre hay algo atrás y al final lo que importa es conseguir reencontrarse con uno mismo, encontrar un camino, un lugar y personas con las que realmente valga la pena estar.

Yo particularmente me he sentido así en más de una etapa de mi vida y se que el perderse es inevitable. Pues para poner todo en orden, lograr descubrirse a uno mismo y formar un camino, es necesario extraviarse una que otra vez. Todo reside en aceptar que en efecto algo anda mal y proponerse a cambiar todo lo que sea necesario para seguir avanzando. Y entiendan que no existen incomprendidos, simplemente hay personas particulares las cuales necesitan abrirse, buscar, mirar más allá de las apariencias y tener la certeza de que como ellos hay un millón.

Gracias Fuguet por poner en letras  lo que hoy por hoy muchos  atravesamos o sentimos, y  por permitirnos entender que por más borroso que divisemos el camino, en algún punto se llena de claridad. TODOS tenemos derecho a perdernos y cada tanto escapar.

Advertisements

4 thoughts on “M i ss i n g

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s