Recuerdos

 

_MG_8838
Villa Sur – km 112

Cierro los ojos y todo
es bello. Cierro los ojos y Vuelvo a aquéllos Momentos donde la tranquilidad No era tan solo un destello.

La nostalgia invade cada parte
de mi, las ganas que tengo
de volver hacia atrás invaden mi cabeza de aquellos momentos que aún llevo vívidos e intactos.

Si bien no es de cuerdos llevar
Recuerdos por obsesión, no es aquello lo que impulsa mi mente a pensar en ellos y sentirlos vivos en el presente.

Después de un largo tiempo no volvía al pasado, pues resultaba pesado pensar que en algún lado estaba viviendo dentro de un sueño y ahora me encontraba plantada con los dos pies clavados encima de una superficie cubierta de espinas.

No hace mucho los recuerdos me causaban dolor, no hace mucho me causaban tristeza, y cansada de aquella sensación de desesperación deje de soñar despierta y fui apagando de mi memoria lo que no quería llevar más en mis pensamientos.

Sin embargo, después de un largo tiempo, entiendo que esos momentos que llenaban mi interior de dicha y felicidad, que me hacían respirar con excelsa tranquilidad, no eran dignos de olvidar o mirar con angustia. Y hoy de repente los veo diferente.

No fue corto el tiempo que sufría por dentro, no fue corto el tiempo que mi andar, tedioso, teñía mis días de gris y nublando lo que tenía en frente, todo se volvía amargo, todo se tornaba agrio.

Mi tolerancia donde antes estaba y donde la vida me llevo se agoto, y eran las lágrimas que corrían sobre mis mejillas las que empezaron a inundar mis días.

Días, meses, años
transcurrieron velozmente.
Y poco a poco todo fue virando todo en otra dirección.

Aquellos recuerdos que me estrujaban el corazón, se convirtieron en algo que no quería olvidar, pues al hacerme tan feliz en algún punto de partida empezaron a dibujar en mi una sonrisa, tímida, y cada vez más definida.

Hoy particularmente , han vuelto a mi memoria como un flash un sin fin de recuerdos, un sin fin de momentos, un sin fin de vivencias y experiencias que había suprimido por completo.

Hoy entiendo que la vida es un enigma, que nunca sabes por donde te va a llevar ni que cartas te van a tocar. Entiendo que cada instante es particular y si es que es tan especial hay que recordarlo como tal.

Todo lo que sucedió atrás, sea bueno o malo, no merece ser olvidado, todo lo que he atravesado, en un pasado quizás no tan lejano, me hacen lo que soy hoy, me definen, y marcan en mi tatuajes permanentes que en efecto llevo para siempre.

Ya nada duele, ya nada es sinónimo de sufrimiento. Todo lo que fue, todo lo que pasó, es lo que soy. Todo lo bueno, todo lo aprendido es algo que ahora  llevo conmigo.

Son todas esas cosas razón y motivo para tener en claro que sí la vida me pesa hoy, mañana será otro día y es cuestión de tiempo para que mi camino tome otro rumbo y vuelva en mi aquella paz que tanto anhelo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s