Otro Capítulo.

 

_MG_2731 copy
La Encantada de Villa, Lima, Perú

 

Cerrar etapas, comenzar otro capítulo. Abrirse a nuevas posibilidades, a nuevos retos. A veces da miedo dejar la comodidad o la estructura a la que hemos estamos acostumbrados por mucho tiempo. A veces pensamos que no estamos preparados para emprender otro camino, para explorar otras rutas.

El miedo surge de las inseguridades, del temor a tomar decisiones que no sabemos con seguridad si son correctas o no. La cuestión es que no sabremos si no intentamos. Y si al intentar nos equivocamos, son justamente esos errores los que nos hacen mejores, los que nos hacen crecer como personas y no hay por qué temerles.

Somos humanos, el cambio constante es natural, y en algún punto u otro es momento de abandonar ciertas cosas por otras mejores. Hoy cierro un capítulo de un libro para comenzar otro totalmente nuevo, uno que no abandona por completo las herramientas que me ha brindado el anterior para continuar con mi evolución, más bien uno que las va a utilizar para emprender algo nuevo y abierto a muchísimas cosas más.

Advertisements

AutoEstima-

 

 

 

 

 

 

Wear suncscreen 

Hablemos del Auto-Estima. Si lectores, AUTO estima, algo de lo que muchos carecemos actualmente.

Desde que somos niños estamos condicionados a ser parte de un sistema ya construido, un sistema armado por leyes y normas que, no necesariamente acatan lo mejor para nosotros, pero si vamos en contra de ellas repentinamente nos convertimos en  un pez fuera del agua. Miles de anuncios televisivos, portadas de revistas, y sobre todo en las redes sociales muestran un modelo falso de “belleza”, el cual afirma que si no somos como aquellos, no seremos exitosos. (Triste realidad pues es la estrategia de marketing mas usada hoy en día.)

Por ende estas “normas” terminan definiendo lo que vendría a ser normal, y califican como extraños o raros a aquellos que se saltan ciertos parámetros.  Lo cierto es que no existe una definición exacta para lo que es normal, pues somos seres humanos, con pensamientos y gustos diferentes y por ende opinamos distinto, caminamos distinto,  y somos distintos. Y esto no nos hace inferiores o peores al resto; al contrario, nos hace únicos, diferentes y  especiales.

Pensemos diariamente cuantas veces nos compararnos con el resto (Tal vez sin darnos cuenta). Cuantas veces consideramos que muchos son mejores que nosotros solo porque tienen algo que a nosotros nos falta, solo porque creemos que tienen todo, porque creemos que son mas  mas capaces, porque creemos que son físicamente mas atractivos, y así, podría continuar. El hecho de compararnos, de fijarnos en los demás y no fijarnos en nosotros mismos, es una de las causas más grandes que nos llevan a la depresión , a la falta de autoestima, al sentimiento de insuficiencia y al vacío.

Les doy un consejo, pásense solo un día sin compararse con nadie, alégrense de los logros de los otros, asimismo alégrense de los suyos. Piensen que son capaces de lograr lo que sea, mírense en el espejo y quiéranse (y mucho),  amen cada parte de su cuerpo y tengan la certeza de que son bellos a pesar de los defectos.  Empiecen a realizar que lo que verdaderamente importa esta adentro  y verán como un verdadero cambio interior empieza a salir a la superficie.

Sean felices con lo que tienen, no con lo que les falta. Sean felices como son, y no dejen que nadie los critique e intenten tumbarlos hacia abajo. Al final, son aquellos que al mirar al  de al costado descuidan por donde caminan y en cuestión de tiempo van a terminar tropezando. Vayan siempre con seguridad, con carisma, y sobre todo con compasión; pues aquellos que no muestran simpatía o se comportan con indiferencia pueden estar pasando por situaciones mas complicadas a las nuestras y ello es reflejo de sus acciones. Agradezcan todo lo que tienen, sean felices porque no  necesitan mas, y crean que son capaces de lograr absolutamente todo.