Despejar la Mente.

 

IMG_5051
La Encantada de Villa, Lima, Perú

 

Pongámonos a pensar cuanto tiempo gastamos llenando nuestra mente de cosas irrelevantes, de pensamientos que vienen uno tras otro y no encontramos ningún momento para verdaderamente descansar. Vivimos tan sumergidos en nuestros día a día, en la rutina, en el trabajo, en los estudios y nos olvidamos lo esencial que es que nuestra mente y nuestro cuerpo descansen, que encontremos momentos para relajarnos, para despejarnos, para pensar en nosotros y no dejarnos ir.

El estrés y la constante sensación de que no tenemos tiempo para darnos un respiro son excusas que nos ponemos por qué siempre (aunque sea por un período corto) podemos dejar de pensar, dejar de analizar todo, ponernos en modo avión, respirar hondo y encontrar el modo de estar tranquilos. Hay tantas maneras de hacerlo, pero simplemente no lo vemos; la meditación es por ejemplo algo que se puede hacer en cualquier momento, que es ideal para despejarnos, para botar la basura hacia afuera y sentirnos mejor. Sin embargo, quizás pensamos que no estamos preparados para ello y que conlleva un mayor esfuerzo o tiempo. Pero resulta que existen un sinfín de maneras de lograr lo mismo con cosas mínimas, y cada vez lograrlo de manera más constante y duradera. Empecemos por vivir en el momento, por pensar solo en lo que estamos haciendo, por estar en el ahora.

Leamos de vez en cuando, pues es la manera más fácil de escapar de la realidad y de parar el tiempo por un momento. Hagamos deporte y cuando lo hagamos, concentrémonos solamente en ello, sintamos cada movimiento, cada esfuerzo, cada sensación. Salgamos a caminar, escuchemos el sonido de todo lo que nos rodea y centrémonos en ello, en lo que estamos haciendo, simplemente caminar. Y si aún con esto se nos complica, entonces empecemos con cosas tan fáciles como prepararnos un té, exprimir un limón y tan solo centrarnos en eso, en la acción y por un breve momento no pensar en nada más. Esto último nos puede sonar tonto, pero a lo que quiero llegar es que estemos aquí y ahora, y si lo practicamos diariamente veremos como eventualmente se volverá más sencillo.

Créanme cuando les digo que si tenemos tiempo, que es cuestión de priorizar ciertas cosas y que entendamos que la vida no está hecha para agobiarnos, y si lo hace algo estamos haciendo mal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s