A un viejo amor.

 

VA28.jpg
Las Brisas, Villa

 

¿Quererte? Siempre.

¿Importarme? Desde que te conocí.

¿Velar por ti? Toda la vida.

¿Agradecerte? Sin lugar a dudas.

¿Conocerte? Una bendición.

¿Que te hayas ido? Una lección.

¿Arrepentirme? Nunca.

¿Dolerme? En un principio, demasiado.

¿Llorarte? Lo necesario.

¿Extrañarte? A veces.

¿Soñarte? Esporádicamente.

¿Perdonarte? Ya lo hice.

¿Perdonarme? Antes que a ti.

¿Necesitarte? Definitivamente no.

¿Sufrir? Hace mucho que ya no.

¿Idealizarte? Deje de hacerlo.

¿Buscarte? Quizás, en mis pensamientos.

¿Pensarte? Cada vez menos .

 Y quizás esos sentimientos vayan disminuyendo con el tiempo, y quizás llegara el día en el que no serás más que un recuerdo que camina vagamente por mi memoria. Quizás algo suceda y las respuestas de las preguntas se inviertan y  quizás no. Lo que se es que siempre vas a significar algo importante en mi vida, siempre vas a ser un factor clave que me cambio, me movio y me llevo a donde estoy hoy. Una vez que uno se despoja de todo resentimiento, de la ira, de las culpas y el rencor, es increíble como nuestro juicio adquiere cada vez más claridad y podemos ver y afirmar con seguridad lo que realmente sentimos y como el tiempo se encarga de curar y poner todo en su lugar (siempre y cuando pongamos de nuestra parte).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s