Mi Yo Interior.

 

56825535_10155950430621576_1615441181183836160_n
La Encantada de Villa

Soy un duende. Juguetón, risueño, travieso. Vivo lleno de energía; me gusta correr de un lado a otro, saltar, bailar y reír a carcajadas. Vivo bromeando, tengo un sentido del humor muy particular, pero también puedo estar serio y callado.

De hecho, soy muy buen amigo de mi mismo; en ocasiones me gusta estar solo y disfrutar solo de mi compañía. No le temo a la soledad, en la soledad es donde salen mis ideas más grandes, donde ordeno mi mundo interior, donde analizo cada parte dentro mía y observo minuciosamente aquellas cosas que me rodean que muchas veces paso desapercibidas.

En algún momento de mi vida la idea de estar solo me aterraba, no me gustaba ponerme a pensar, no me gustaba el hecho de interiorizar tanto porque sabía que en algún momento saldrían a flote mis miedos, mis inseguridades, mis luchas internas, las heridas aún sin curar y los conflictos que no había sido capaz de enfrentar.

Con el tiempo aprendí a ser amiga de esa soledad, a abrazarla, a darle una cálida bienvenida y aceptar lo que venía de la mano con ella. Gracias a ella descubrí un sinfín de cosas mías que antes no sabía, gracias a ella fui combatiendo cada demonio que tenía adentro, gracias a ella me fui quitando las espinas, cortando la maleza y fui sembrando un jardín lleno de vida, con flores hermosas, con árboles frondosos, con riachuelos de agua cristalina y desde entonces no he dejado de regarlo.

Hoy por hoy son esos momentos de reflexión conmigo mismo en donde armo mi propio rompe cabezas, en donde agarro distintas situaciones que aparecen en mi camino y las miro con más de una perspectiva, la giro 180 grados e intento sacar lo mejor de ellas de una manera positiva. Soy un duende, y en ocasiones por mi físico se han reído de mí, me han juzgado por mi carátula mas no por lo que realmente me caracteriza. Soy pequeño, pero solo por fuera, porque por dentro soy un mar de emociones, un vaivén de sentimientos y tengo un corazón enorme; un corazón dispuesto a amar sin medidas.

No se si alguna vez han escuchado el dicho ¨Que tus manos no limiten el tamaño de tus sueños¨, bueno pienso que ese dicho lo escribieron para mí, pues no solo tengo un corazón enorme, también soy un gran soñador y dentro de mi mente absolutamente todo es posible. No existe ninguna barrera capaz de limitar aquellas cosas que realmente deseo, a pesar de que a los ojos de los demás parezcan trilladas o imposibles de alcanzar.

Advertisements

Aprendizaje y Conocimiento.

 

20121029140222__MG_8486 (1)
Punta Mero, Máncora

 

Leí esto en un libro e intenté aterrizar la idea ya hace varios días pero por algún motivo me costaba encontrar la respuesta. Decía lo siguiente “No son ellas(os) las que me enseñan si no yo el que aprendo”. La frase no iba particularmente dirigida a las personas pero me quedé pensando mucho en ella y llegué a la conclusión de que se puede aplicar a la vida en general. Resulta que es más sabio el que aún enseñando tiene la capacidad de aprender. El que no se cree superior, el que considera que es capaz de seguir aprendiendo, el con el paso de los días sigue encontrando nuevas maneras de nutrir su intelecto y no se detiene hasta el ultimo de sus días.

Cada día que pasa tenemos la oportunidad de aprender algo nuevo, y es que absolutamente  todo lo que nos rodea nos puede enseñar algo. Si hablamos de las personas, estas nos pueden dar lecciones tanto directas como indirectas. Una simple conversación o intercambio de palabras nos enseña sin mucho esfuerzo, pero cuando uno aprende de otro indirectamente, cuando observa con atención su comportamiento o sus acciones, el aprendizaje es mayor, pues a raíz de nuestro propio criterio decidimos tomar aquello como una lección  sin la necesidad de que se nos diga algo.

Por otro lado hay personas que se cruzan en nuestra vida solo para enseñarnos algo, una vez cumplida su misión estas se van o se quedan, dependiendo de que es lo que necesitamos (tengamos  en cuenta que todos aquí somos tanto maestros como alumnos). Sinceramente creo de quien mas podemos aprender es de nosotros mismos, pues como seres humanos racionales, tenemos la capacidad de analizar nuestras acciones, de reflexionar sobre nosotros mismos, de hilar nuestro propio rompecabezas y de tomar cada experiencia que nos pase como una nueva forma para adquirir conocimiento.

Muchas veces pasamos desapercibidas cosas cotidianas que nos pueden dar diversas lecciones y es por ello que hay que mantenerse atento.  Cada puerta que se cierra, abre otra para brindarnos algo mejor. Cada tropiezo y cada caída no solo nos hacen más fuertes sino que aportan a nuestro crecimiento. El dolor, por ejemplo, es una de las mayores fuentes de aprendizaje (una vez superado) así como las emociones y sentimientos que percibimos a lo largo de nuestras vidas. El mundo de por si, tiene demasiado para mostrarnos, nos enseña a que no podemos deternos por más de que las cosas se pongan difíciles; que en la simpleza podemos encontrar cosas maravillosas si es que estamos despiertos y aprendemos a vivir en armonía con el.

El camino del conocimiento y aprendizaje es largo, nunca se detiene. Por ende,   siempre tenemos que estar con los brazos abiertos para recibir, para dar acceso a los cambios y nutrirnos cada día mas.   Es importante detenernos a pensar de vez en cuando, culminar nuestros días y analizar que hemos aprendido de el (créanme que siempre aprendemos algo y jamás son cosas insignificantes). El universo es sabio, en ocasiones  se nos puede aparecer una lección una  otra vez y esta va a seguir haciéndolo hasta que aprendamos de ella. Prestemos atención, estamos por algo en este mundo, no cerremos los ojos ante situaciones que pueden cambiarnos la vida y enseñarnos cosas invaluables.

Amor Propio.

 

img_20190130_204707_899
Auto Retrato

Por mucho tiempo me costo verdaderamente entender que era el amor propio. Me costaba quererme y eso me traía un sin fin de inseguridades. El camino que he recorrido para entender que no necesito la aprobación de nadie, que no tengo por que compararme y que nadie es y jamás sera igual a mi ha sido largo. Primero que nada solo nosotros somos capaces de conocernos por completo y tenemos que tener en claro nuestras virtudes y defectos, de esa manera no dejaremos que las opiniones de los demás nos afecten por que estarían juzgando un libro por su portada y no por lo que hay adentro.

Ahora, no voy a engañarlos y decir que todavía no lucho por querer absolutamente todo de mi, por abrazar cada imperfección, por valorarme tal y como soy y darme el amor que realmente me merezco. A decir verdad decidí tocar este tema por que siempre ha sido sumamente difícil para mí y estas semanas he tenido picos muy altos y bajos, acompañados de emociones muy fuertes, pues me dieron en el amor propio y cuando eso sucede te devalúas automáticamente. Pero es cierto también que la tormenta no dura para siempre, que poco a poco sales (siempre y cuando te esfuerces en hacerlo) y comienzas a ver todo con claridad.

Retrocedí entonces dos años atrás cuando valorarme era una tarea imposible, y me di cuenta de todo lo que había atravesado, de los momentos difíciles, de los cuadros depresivos, de las largas noches sin dormir, de divagar  por la vida sin saber hacia donde ir. Recordé que no quería seguir viviendo así, que necesitaba cambiar pero sobre todo que necesitaba ayuda. Me sentía sola, perdida, asustada y muy lejos de mi misma, y fue por eso que opte en ir a una especialista en el tema, pues a decir verdad a veces necesitamos un empujón o caminar de la mano con alguien para que nos ayude a ver las cosas desde otra perspectiva. El progreso que he logrado hasta entonces es enorme. Sé que no soy la misma de antes, sé que brillo con una luz única y que no estaría donde estoy si no hubiera tenido la voluntad para recuperar ese brillo que creía extinguido.

A decir verdad me siento orgullosa de todo lo que he avanzado y me doy cuenta que todo lo hice por mi por que a fin de cuentas quería lo mejor para mi. Fue entonces cuando me dije a mi misma, ¿acaso eso no es valorarte? , ¿acaso no moviste mar y tierra para estar bien?, ¿acaso no has progresado?, ¿acaso no has cambiado?; y la respuesta clara como el agua fue un sí. No siempre va a ser sencillo,  es una lucha constante en la que podemos retroceder pero hay que tener la fuerza necesaria para cada día avanzar más y que ese amor que nos tenemos logré irradiar de adentro hacia afuera.

Atentos a lo siguiente:

  • Fíjense bien cuanta gente que los rodea daría un mundo por ustedes.
  • Fíjense quienes jamás les han dado la espalda, y han estado ahí en sus peores momentos.
  • Fíjense cuantas personas darían por tener lo que ustedes tienen y lo afortunados que son.
  • Fíjense a cuanta gente le gusta de su compañía.
  • Fíjense la cantidad de personas que realmente te quieren y te lo demuestran con acciones y no solo palabras.
  • No se comparen, por que no hay nadie igual a ti.
  • No dejen que nadie te valore menos de lo que debería ni mucho menos que te haga sentir inferior. Recuerden, son maravillosos, capaces de cualquier cosa.

Rebalsen de amor, quieranse tanto para que nada ni nadie pueda hacerles daño.

El pasado no es un lugar de residencia.

 

20121027001535_img_8289
Retrato, Punta Sal, Peru

El pasado no es un lugar de residencia.

Muchas veces nos quedamos estancados en un lugar al cual no podemos volver más. No podemos vivir atados a algo que no esta más, que se esfumo y que en ocasiones recordar nos trae dolor o sufrimiento. El pasado puede haber formado una parte muy importante de nuestras vidas y quizás algunos momentos vividos fueron maravillosos; sin embargo, tenemos que comprender que esos momentos no están mas, y aunque nos acompañen para siempre y queramos volver a aquello que nos brindo tanta felicidad, no podemos volver a estar en el mismo lugar dos veces.

Ahora, no digo que lo olvidemos por completo, por que aquello que hemos experimentado en nuestras vidas ya sea bueno o malo nos conforman y poco a poco han ido construyendo a la persona que somos ahora. No es fácil dejar atrás lo vivido, pero si es necesario, porque necesitamos soltar y dejar ir para llenarnos de nuevas experiencias y continuar con el largo camino que tenemos por recorrer.

Por otro lado, el futuro no lo conocemos y descifrarlo no tiene sentido; por ende, el único sitio donde debemos estar es aquí y ahora, en el presente, por que a fin de cuentas es el único lugar donde nuestra mente debería estar. Yo sé que muchas veces nos cuestionamos hacía donde vamos, muchas veces cuestionamos el rumbo de nuestras vidas y también muchas veces nos quedamos pensando en el “que hubiera pasado sí”.

La incertidumbre y el miedo de que es lo que va a pasar mas adelante muchas veces nos asusta y nos hace pensar más de la cuenta. Pero les digo que no hay que tener miedo, que hay que estar preparados y con la mente abierta para recibir lo que venga. Para abrazar cada cambio y cada reto nuevo que aparezcan en el camino y para seguir adelante sin nada que nos amarre hacía atras y con la certeza que la vida nos va a sorpender tarde o temprano.

Infancia, te encontré.

 

_MG_8868
Villa Sur – km 112

Hace no mucho que miraba atrás y no encontraba en mi memoria los recuerdos de cuando era niña. Había algo que los bloqueaba, algo que me impedía recordar. Era como una página en blanco o un vaso vacío. Por más que me sentara horas a pensar nada se me venía a la mente y en ocasiones cuando me preguntaban que me gustaba de niña no sabía que responder.

Esta supresión de recuerdos sucedía por que sentía que había crecido abruptamente, que de niña se me presentaron muchos baches en el camino y que en efecto no había tenido una infancia muy feliz. Me acostumbre a esa idea y deje de buscar, deje de romperme la cabeza para intentar recordar y tristemente seguía viviendo con ese vacío. Hace unos días volví al lugar donde crecí, fuera de la ciudad, donde pase la mayor parte de mis veranos; había dejado de ir ya hace mucho tiempo y cuando entre a esa casa y empecé a recorrer cada rincón todo volvió a mi.

Los recuerdos empezaron a venir uno trás otros, vivídos y casi palpables. Pude acordarme de un sin fín de momentos de cuando era niña, de los paseos por la playa, de los chapoteos largos en el mar, de las pelotas de arena, de las salidas en kayak o en lancha. Recordé los momentos en familia, los primos, los amigos, los tíos, los abuelos. De como me embaducaban de protector tanto así que parecía un mimo. Ahora sé, ahora entiendo, que feliz era, que libertad sentía, corriendo por la playa casi desnuda y llenándome por completo de arena. Que ganas de vivir tenía y de cada día probar algo distinto y hacer algo nuevo.

Mi alegría rebalsa al haberme encontrado conmigo misma. Al haber recuperado mi niña interior a mis 22 años de edad. Al saber que no era una página en blanco, que el tiempo había vuelto difuso lo que estaba escrito pero ahí estaba esperando a que me llene de claridad para poder leer las letras y una historia llena de vida. Y es que a veces solo basta con volver a nuestras raíces para recuperar aquello que creíamos haber perdido.

Atardecer.

 

_mg_7306
Villa, Lima, Peru

 

Hoy el cielo ha montado un espectáculo,

Hoy el cielo ha bajado el telón.

Se ha peinado para la ocasión y

en el se forman líneas y formas.

 

Las nubes se han esparcido dejando alos de luz y

permitiendo que el sol se prepare para su descenso.

Las gaviotas se han unido a la ocasión y danzan entre ellas, subiendo

y bajando para tocar el agua con sus alas o sumergirse en el mar.

 

El cielo se va pintando de un tinte anaranjado,

de un amarillo brillante, de un celeste pastel

y un blanco despampanante.

El mar y el viento también son protagonistas de esta obra.

En perfecta armonía se forma cada ola y tiñe la arena de

espuma para luego dejar marcado su camino.

 

El sol empieza a reflejarse en el agua, de a

pocos se va desvaneciendo y esta listo para ocultarse.

Ha terminado su turno, ya poco falta para que se

apaguen las luces y mañana se prepare para nuevamente

montar otro escenario como este.

 

Que lindo espectáculo llamado atardecer, que paz

y tranquilidad contemplar tanta belleza, respirar tanta vida

y oír al viento y al mar cantar.

Destaparse .

Algunos cambios. Abrirse no tiene nada de malo, pero debemos cuidar de no exponernos demasiado, pues por mas puro que séanos, jamas sabremos de lleno las intenciones del resto y eso puede causar una fuga dentro nuestro permitiendo que cierta energía negativa colme nuestro interior y nos veamos afectados por ello.

Matahari

17098693_10154220374266576_6802603686787294778_n Soñando Despierta, Bali indonesia (Destapando la identidad del escritor)

Por mucho tiempo fui una persona bastante reservada, de apariencia feliz quizás, pero por dentro cargaba mucho peso y dolor. Sola arme mi muralla a prueba de todo y no dejaba que nada malo entrara y junto con ello nada bueno tampoco. Me sentía sola y la tristeza era cada vez más grande. Después de un tiempo de pasar por terapia empece a destapar todas esas cosas dentro de mi de las cuales nunca había hablado ni les había brindando su debido duelo. Llore, y por semanas llore. Pero ese llanto era un llanto de liberación, de por fin botar todo lo que tenía adentro, de sentir que podía empezar a andar de una manera más ligera y de comenzar de nuevo. A veces me cuesta entender porque desde chica fui tan fría, pero creo que todo tiene que ver con…

View original post 397 more words

Esto También Pasará ..

 

_MG_8215
Punta Hermosa, Lima

Esta frase llego a mi conocimiento no hace mucho. La llevaba tatuada el coordinador de la carrera que llevo . Entre diversas conversaciones a lo largo del ciclo apareció  el tema de los tatuajes y el llevaba uno en el brazo que decía “Esto También Pasará“. Me intrigo y le pregunté a que se debía y el me lo explicó con una una historia.

Existe una leyenda antigua de un rey el cual quería fabricarse un anillo con un mensaje valioso y un sirviente suyo, ya anciano,  le dio un papel diminuto para que lo pusiera dentro de la joya (sin embargo le pidió   que no lo leyera aun). El Rey le hizo caso y eventualmente se olvido que lo llevaba puesto, y de esa manera continuo con su mandato. En resumen, se desató una guerra atroz y el rey indefenso y con una gran falta de confianza  en sí mismo  casi pierde la vida, de pronto bajo la mirada y leyó el mensaje oculto que ahí estaba y este decía “Esto También Pasará”. Y así sucedió , aquella situación pasó, el rey se salvó, recuperó todo y gobierno largos años en serenidad siendo adorado y querido por todos. Sin embargo, más adelante, entre tanta fama y gloria, se olvidó por completo del anillo, y de lo que en realidad quería decir esa pequeña frase compuesta por un par de palabras que se hallaba dentro suyo. El sirviente, varias veces intento que nuevamente lo leyera  y que entendiera su significado de lleno. Sin embargo, el Rey no veía como esa frase se relacionaba con su estado actual,  se sentía invencible y victorioso, pero era tanta la insistencia de aquel sirviente que entre halagos y griteríos finalmente decidió  bajar la mirada y al leer lo que dentro de su anillo llevaba > “Esto También Pasará”.< … al Rey lo invadió  un gran silencio y serenidad y esta vez lo capto todo. 


Quizás hay partes  que no sucedieron tal cual, el cuento no lo recuerdo con claridad, pero el significado me quedó  perfectamente claro. Absolutamente todo es pasajero, ya sea bueno o malo. No siempre vamos a estar bien y a su vez no siempre vamos a estar mal. Nada es eterno, nada dura para siempre y creo que la vida misma es el mayor ejemplo de eso, pues todo tiene un inicio y un fin. Absolutamente todo lo que sucede, eventualmente pasa (ya sea en un largo o corto periodo de tiempo) y todo en un abrir y cerrar de ojos puede cambiar, transformase y con facilidad tomar otro curso u otra dirección. Por ende, aprovechemos al máximo aquellos momentos de gloria, de felicidad, de estabilidad, por que la cuestión es que no tenemos la certeza de cuanto tiempo van a durar. Y como el Rey, cada vez que nos sintamos hundidos, derrotados o tumbados pensemos en este sirviente de gran sabiduría que nos dice con seguridad: “Esto También Pasará”, y que solo la turbulencia lleva a la claridad. Día a día lleven esto como un recordatorio, y cada vez que se encuentren mal, entiendan que la vida es un vaivén y que todo, ya sea bueno o malo va a pasar. La vida no se detiene, sigue avanzando, y nosotros tenemos que seguir avanzando con ella, tomando todo lo que se nos presente en el camino.

Leyenda : El anillo del Rey

Empatía

Matahari

_MG_8293 Caballeros, Punta Hermosa

Muchas veces decimos que sabemos mas de lo que se cree pero en realidad creemos mas de lo que sabemos. Pensamos tener todo claro y en realidad cometemos un grave error, porque lo único que logramos es sentirnos superiores al resto o que aquello nos juegue una mala pasada. Siempre hay que estar abierto a los consejos u opiniones del resto, no podemos vivir suponiendo que somos perfectos y que no necesitamos nada ni a nadie diciéndonos cosas que a la larga son para nuestro bienestar. Hoy en día, la falta de empatía es tan grande que a muchos les cuesta ponerse en los zapatos de otros, dar un par de pasos e intentar comprender de lleno a la otra persona. Hay quienes lamentablemente son mas sensibles o susceptibles que otros y eso es un hecho. Criticar a otros y agredir sin antes pensar es fácil, el…

View original post 290 more words

No .

 

IMG_7926
Kaya (Lima, Peru)

No trates de ponerte en mi lugar porque no has caminado en mis zapatos.

No trates de entender mi mente, cuando ni yo se lo que surge en mi inconsciente.

No me compares con otros mares, porque ninguno es igual y todos reaccionan dispares.

No me digas que como yo hay un montón, porque eso sería mezclarme dentro de un trillón.

No me digas que no me queje cuando no entiendes de lleno   lo que por dentro a mi me sucede.

No hables de vivencias y experiencias si no has cargado con mis carencias y ausencias.

No intentes descifrarme, no intentes arreglarme, no soy yo tu juguete desarmable.

Entiende que yo no comprendo lo que tengo adentro y no hay manera de que puedas tu sacarme de este aprieto.