Rompiendo la Corteza

 

_MG_9189
Costa Verde, Miraflores, Lima

 

Y de pronto dejo de sentir. 

De pronto se volvió de piedra.

Se lleno de ira y se hundió en tristeza.

Y la niña  que alguna vez fue, quedo

extraviada, en algún lugar lejano

de su pasado.

 

En un abrir y cerrar de ojos todo cambio, 

todo se transformo. Eligio entre sufrir

y no, y opto por ponerse una barrera, opto

por no dejar que nadie ni nada mas traspasara 

su dureza y que nadie mas la hiera o devalue la

importancia de su existencia.

 

Y fue así que eligió ir por la vida. Viviendo,

mas no existindo. Actuando como mecanismo,

poniendo su vida en piloto automático y

evadiendo a como de lugar los sentimientos. Y 

en efecto no sentir fue su mejor aliado por un largo

tiempo.

 

Sin embargo no era feliz; llevaba una mochila

de dolencias que duplicaban su talla y lo que

ella podía cargar. Prefirió dejar de lado la felicidad

para no tener que llorar mas. Pensó: Sentimientos

de piedra, ojos que no ven, corazón que no siente, 

y fue así que decidido andar.

 

Nada la afectaba, la dureza de su corteza la conservaba

en formol y no percibía nada, era imposible  que algo la

atravesara. Pero con el tiempo cayó en cuenta que por 

dentro se estaba muriendo, al igual que una flor que se 

marchita en el mas crudo invierno.

 

Tanta frialdad e indiferencia la invadieron de soledad y una

terrible tristeza. Y fue en aquel momento que el vaso rebalso

 y su caminar al volverse cada vez mas tedioso la hizo tropezar

 y caerse sobre el pavimento.

 

Se extravió pues dentro de su propio camino y su  mente empezó

a desbordar de pensamientos  siniestros.  Y por primera vez, después

de un largo periodo de tiempo,  toco fondo y comenzó a hundirse en lo

mas hondo.  

 

Su vida no era mas que un juego, y ella, protagonista de aquella miseria, no

era mas que un peón dentro del montón. Salieron a flote entonces  todos los

sentimientos  que había suprimido por tanto tiempo,  y sumida en tanto dolor

decidido devolverle a la vida su color y los latidos a su corazón. 

 

La vida la golpeo tan fuerte que fue dejando regados por todos lados 

partes de ella  misma. Y fue entonces que en un abrir y cerrar de ojos 

despertó por completo y uniendo las piezas de su torcido rompecabezas 

empezó nuevamente, esta vez abriéndose hacia afuera y permitiéndose sentir

 lo que por tanto tiempo había evadido.

 

Encendió la luz ya casi extinguida, la  cual necesitaba

volver a ser prendida para regresar a sí misma, buscando

esta vez felicidad y dicha.

Roble

 

IMG_6124
Oxapampa, Peru

Otra vez caigo en el juego.
Otra vez creo falsas ilusiones.
Otra vez creo en palabras efímeras que no tienen valor alguno.

Como poder confiar con facilidad, cuando muchas veces los amigos se convierten en enemigos  y nuestra propia sombra incluso nos abandona en la oscuridad.

El respeto se burla de mi, la vida me vuelve jugar en contra, nada es lo que parece. Nada nunca lo es. Y todo se vuelve negro de nuevo. Y todo empieza a perder sus colores otra vez.

La confianza se construye de a pocos. Lograr confiar en alguien no
se consigue sencillamente, sin embargo destruir aquella confianza es igual de fácil que soplar una vela.

La moral y la conciencia parecen no ser más parte de este planeta. No se puede creer en nadie y las palabras se disipan en el aire si es que estas no se transforman en acciones.

Una vez mas abro la puerta para que automáticamente se cierre nuevamente. Una vez mas intento no ser ese roble impenetrable y al final lo único que logro es quedarme sin escudo y sin protección.

No se puede pretender conocer a alguien hasta no analizarlo por completo. No debe uno exponerse con tanta facilidad. Pues resulta que uno no sabe quien entra y definitivamente uno nunca sabe quien se va.

Creer y confiar en todo lo que se escucha es un grave error. Pues mentir es mas fácil que decir la verdad. Y porque las personas, frágiles, y muchas veces ciegas, inconscientemente tienen el don de herir a los demás.

Noches Efímeras

_MG_8241
Punta Hermosa, Lima, Peru
Hombres y mujeres mezclándose entre si , buscando desinhibirse entre placeres y sumiéndose en un ambiente intoxicado por humo y el hedor del alcohol.
Personas que intentan a través de momentos efímeros y banales evitar la cruda realidad de su tedioso caminar día a día.
Son estos los que buscando escapar de la rutina, se embriagan y exponen su cuerpo repetidamente hasta perder el conocimiento y totalmente la noción del tiempo.
El espacio se convierte en una nube oscura, en donde empapados en sudor se mezclan los cuerpos y se disipan entre la multitud como agujas dentro de un pajar.
La serie se repite una y otra vez como si fuese un juego o un cassette averiado que no para de dar vueltas hasta que finalmente deja de funcionar.
Desde una esquina observo aquel juego siniestro que todos parecen disfrutar hasta la mañana del día siguiente, en donde la mente y el cuerpo amanecen exhaustos, llenos de remordimiento y con el sabor amargo que dejaron las sustancias ingeridas la noche anterior.
Entre miles de seres me encuentro yo, confundida ante aquella contemplación. No encuentro el punto de aquella repetición y quedo perpleja ante la manera en la que el ámbito social arrastra a uno con facilidad hacia un hueco hondo donde no se puede divisar la salida.
Soy yo, entre muchos, una espina dentro de un rosal, o una rosa dentro de miles de espinas. Mi mente no puede dejar de estar consciente y mi cuerpo me pide a gritos que lo deje sosegar y no lo agobie mas.
Sin embargo, obedecer y entender lo que pide mi intelecto es muchas veces mas difícil de lo que parece. Y ahí sigo yo , analizando con atención la futilidad de aquella danza y la necesidad que tenemos de huir a toda costa de todo lo que nos reprime.

Como el Papel

 

_MG_8378
Caballeros, Punta Hermosa

Las personas son como el papel , pueden

desvanecerse con facilidad bajo las llamas

de un fuego y extinguirse por completo. O 

pueden, aunque deterioradas fisicamente por

el tiempo estar aun presentes.

 

No se puede confiar de lleno en la permanencia

de alguien dentro de cada uno. Hay personas

que repentinamente se disipan, que el tiempo

o la vida los cambio y se fueron por caminos

diferentes.

 

Hay relaciones y amistades que aunque en

algún momento pasado pensamos que eran para

siempre, con el paso del tiempo, uno entiende

que no perduran eternamente.

 

Las personas se transforman, transmutan, 

se desvían para encontrarse, hasta eventualmente

dar con el lugar al que realmente permanecen. Y al

final resulta que cada quien va a parar a lugares 

diferentes.

 

Hay personas que en un abrir y cerrar de ojos 

aparecen y  repentinamente  entran en la vida de 

uno directamente, estos si para  quedarse indefinidamente.

Llegan en el momento menos esperado y sin lugar a 

dudas por algo. 

 

Nada es casualidad, todo tiene su razón 

de ser. Y quienes se van, aunque ya no estén

cerca, dejan impregnados en la memoria

recuerdos y vivencias que no permiten que

se sienta tanto la ausencia de su presencia.

 

Son las personas impredecibles, nunca

sabe uno cuando va a llegar alguien para 

cambiarte la vida completamente; ni mucho

menos todo lo que aun no sabemos y gracias

a algunos seres aprendemos a ver de una 

manera totalmente diferente.

Dolor

 

IMG_5946
Oxapampa, Peru

Con agua y los ojos húmedos teñí mis páginas blancas y pulcras. Con dolor en el pecho y una respiración agitada , puse las palabras donde antes no había nada.

Con la mirada nublada y fija en el papel vacío, en tinta y letra escribí lo que de mi boca no podía ser articulado. Lo que realmente venía desde adentro  y  lo que al hablar no podía ser expresado.

Con un nudo en la garganta y temblores en los dedos, puse en evidencia los rincones más íntimos y oscuros de mi alma. Plasmé sentimientos que viví y experimente bajo mi propia piel y debajo de mis capas mas gruesas.

Entre cables cruzados e ideas difusas, entendí cada sensación, comprendí cada vivencia y experiencia y a través de las letras pude darles un significado y descargar lo que como una carga eléctrica guardaba dentro de mí cabeza.

El dolor no ha sido mas que un amigo para mí, un compañero en el camino de mi vida, es la marca invisible que voy a llevar para siempre, es el sabor agrio que en algún momento tuve que soportar, pero no lo recuerdo con amargura, mas bien con dulzura.

Es ese dolor el motivo de mi fuerza, la razón por la que hoy soy quien soy. Es mi mayor maestro, es causante de mi transformación mas integra como persona y por el cual creo firmemente en que sin el no te haces feliz. Es el dolor mi fuente de inspiración y el responsable de las palabras que hoy llenaron este espacio en blanco.

Belleza Pura’

Cuando las imágenes hablan por si solas no hay necesidad de ponerlas en palabras. El mundo, la naturaleza y cada ser viviente que respira dentro de el son bellos por donde los veas. Yo camino, respiro, observo, aprecio, agradezco y capto todo lo que puedo  a través de mi lente.

_MG_9157_MG_9213_MG_9189_MG_9243_MG_9270

 

De Negro a Blanco ‘

 

IMG_8776
Punta Hermosa (Lima; Perú)

Cegada por la nubla que inunda mi mente, no puedo ver a través de los lentes. La soledad tímida llega de a pocos y busca un lugar donde instalarse, callada, sigilosa, desprevenida.

Noches son las que paso en desvelo, pensamientos son los que invaden mi cabeza y como una calcomanía, impregnados dentro mío, no me dejan tranquila y la dificultad de dormir se convierte en parte de la ecuación .

Cierro los ojos, veo negro, negro que duele, negro que ciega, negro que inunda cada espacio dentro de mi y se deslizan sobre mis mejillas pequeñas gotas de agua que se disipan hasta por fin encontrar el sueño.

En la oscuridad es donde mas temo, en la oscuridad es donde lucho contra mi sombra, mis fantasmas, mis pensamientos. En la oscuridad, sin luz alguna, estoy sola, sola y asustada, sola y abandonada.

Noches en vela, noches turbias, noches las cuales no cesan, noches que parecen tener un paso permanente. Cerrar los ojos, cerrar los ojos y no pensar, cerrarlos para siempre y no tener que atravesar una luna mas nuevamente.

Pero yo, cuerpo en vida, no los cierro para dormir eternamente, son momentos, etapas grises que en algún punto se que se desvanecerán y ese negro hiriente, no será mas que un vago recuerdo de mi mente y se tornará claro y se volverá blanco.

Y los pensamientos, ya no ceñidos, tendrán paso en el espacio y dentro mío me inundaran sueños, alegrías y serenidad, que darán paso a esa luz casi extinguida que ansiosa busca salir de mi alma.

Esclavos

IMG_5788
Oxapampa (Perú)

¿Somos acaso nosotros esclavos de la sociedad? . ¿Somos acaso nosotros los culpables de que el mundo este como este?. ¿Somos culpables de que los humanos actúen con tanta indiferencia, con tanta carencia de sentido común, con tan poca sensibilidad y respeto hacia los demás?. Lamentablemente, hoy por hoy nacemos dentro de ella (de esta sociedad), somos expulsados al mundo ya contaminado, ya transmutado, ya dañado, vil y cruel. Podríamos intentar entender donde estuvo el punto de quiebre que nos llevo a actuar como actuamos ahora, que nos llevo a construir una jungla de cemento llena de elementos listos para destruir todo, listos para aniquilar nuestro medio ambiente, nuestra vía de respiración y nuestra propia humanidad.

Podríamos tratar de entender que fue lo que sucedió, que nos paso, como nos convertimos en seres humanos que en un principio habitaban en la tierra de la manera mas natural y pura que podía haber y poco a poco empezamos a ser esos seres llenos de pensamientos absurdos, llenos de mediocridad, con falta de criterio y con un respeto nulo por la vida misma. La cuestión es que no es tan sencillo, el ser humano diseñado en un principio para ser de cierto modo fue modificado por un sistema, por una serie de reglas e imposiciones que con el tiempo dejaron de permitirle actuar libremente.

Aparecieron restricciones, limitaciones, conflictos y una alteración severa de la realidad y de la mente. Ya nada o (casi) es real o verdadero. Nacemos en una generación adicta a la tecnología, al consumismo, a los estereotipos, a los prejuicios, a la rutina, a las drogas, a las pastillas, al alcohol. ¿Por qué tantas personas se pierden? ¿Por qué tantos terminan mal?. Pónganse a pensar por que son tantos los que intentan escapar de esta realidad, los que buscan a como de lugar una manera de volar hacia otro lado,  taparse los ojos,  no ver y de en cierto modo no estar aquí, parados, en este mundo distorsionado y totalmente disfuncional.

¿Por qué tanta violencia?, ¿Por qué tanta envidia?, ¿Por qué la injusticia?, ¿Por qué la indiferencia?. Creo que el cuestionamiento de estas cosas nos lleva a pensar que indudablemente nacemos en un espacio contaminado, en una sociedad en donde nacemos con temperamento pero en donde el carácter y el comportamiento se van moldeando según como crecemos, según lo que nos rodea o sucede y todo eso va componiendo a la persona en su totalidad. En fin, como no vamos a estar donde estamos si desde que nacemos nos acostumbramos a hacer poco o nada, si es que desde pequeños no se nos inculcan los valores necesarios o la educación para pensar diferente, para actuar correctamente y para ser conscientes.  Y si bien nacemos en un mundo enfermo, ya depende de nosotros según el paso del tiempo si nos vamos a dejar influenciar por ello y vivir cegados, o si vamos a optar por actuar de otro modo y no formar parte.

Nuestra sociedad hoy en día puede resultar tóxica y extremadamente dañina, y perderse dentro de ella puede suceder con facilidad. Y la culpa, la culpa al final la tenemos si es que nos quedamos de brazos cruzados, nos dejamos ir y nos volvemos partícipes de todo el mal que existe a nuestro alrededor.

“Lo Esencial es invisible a los Ojos”

IMG_6267
Oxapampa, Perú

Dice el principito “Lo esencial es invisible a los ojos“. Muchos conocen esta frase, muchos consideran que es una verdad absoluta y que es totalmente cierto. Sin embargo, no es lo mismo conocer, saberlo y no vivir acorde a ello. Si, lo esencial es invisible a los ojos, lo importante viene desde adentro, lo que nos compone como personas son nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestra bondad, nuestro carisma, nuestro espíritu y nuestra esencia. Podemos reafirmar un sin fin de veces que en efecto es así, lo que importa verdaderamente es lo que tenemos dentro de cada uno ; pero muchas veces nos toma mas de una vuelta para darnos cuenta que tan alejados estamos de realmente creerlo y actuar según ello. Cuantos no miran hacia adentro, no se conocen, no recapacitan ni buscan hacerse una introspección. Cuantos se dejan ir y llevar por cosas netamente superficiales y sobre todo palpables y visibles. Cuantos no creemos en algo si no lo tenemos a la vista. Cuantos ponemos en tela de juicio las palabras si no tenemos certeza de que estas pueden probar algo tangible. Pónganse a pensar cuantos hemos juzgado desde afuera, hemos hablado sin conocer, hemos puesto a todos en un mismo saco, hemos tirado fuego donde ni siquiera hay carbón. Las apariencias muchas veces engañan y estas pueden venir de muchas formas. Dejemos de pensar y darle tanto peso a lo físico, a lo banal, a lo visible. Veamos a través de nosotros y de los demás, irradiemos todo lo que podamos hacia afuera. No juzguemos sin conocer, no hagamos prejuicios sin antes saber, no pretendamos entender al otro si no hacemos un esfuerzo por caminar con sus zapatos.

Lo esencial es invisible a los ojos, lo que importa lo encontramos dentro de cada uno, en cada ser y a veces hay que tomarse un tiempo para realmente aprender a ver. Ábranse y se darán cuenta como los demás lo hacen también. Sean transparentes, busquen conocer de lleno a todos aquellos que los rodean y verán que indudablemente hay personas que tienen mucho para enseñar, para dar y para mostrar lo maravilloso que puede llegar a ser conocer a alguien realmente y poder admirarlo y estimarlo por su interior. Son estas las personas que sin duda tienen un sinfín de cosas para darnos a conocer, son estas las personas que aparecen en nuestra vida por algún motivo en particular (por que nada es casualidad) y son estas las que llegan para quedarse. Hay seres maravillosos, seres que solo están dispuestas a dar, seres que si te das el tiempo de realmente mirar dentro suyo pueden cambiarte la vida por completo. Muchas veces la ceguera es más grande que todo y estar ciegos o no querer ver al final da lo mismo. Uno solo se pone trabas, uno solo se tapa los ojos, cada quien tiene la capacidad de quitarse la venda y de ver realmente que hay de increíble en esta vida y que hay detrás de cada apariencia humana que muchas veces dejamos pasar de largo. Despierten ya. Ojos que no ven, corazón que no siente .. y no vinimos a este mundo para ser así, para actuar como robots.  Busquen, vean mas allá de lo visible, suelten las barreras de su mente y aprendan a observar de una manera diferente.

Vamos

_MG_7313
Villa Sur, Lima

Vamos a romper esquemas. Vamos a salir de esta jaula torcida impuesta por la sociedad. Vamos a crear nuestras reglas, vamos a dejar de ser marionetas.

Vamos a salir de nuestra burbuja, vamos a dejar atrás nuestra zona de conformidad. Vamos a ser únicos y a vivir según lo que quiere cada uno.

Vamos a dejar de seguirle a todos la corriente y a dejar de actuar como  toda la gente. Vamos a hacer lo que nos plazca, vamos a hacer lo que nos nazca. Gústele a quien le guste o gústele a quien no le guste.

Vamos a dejar de preocuparnos por el tiempo y a vivir cada cosa a su momento. Vamos a dejar de buscar y aprender a esperar. A vivir en el presente y no en el pasado intermitente.

Vamos a vivir y no a existir, a tener sueños y hacerlos realidad. A no dejar que nuestras ideas se queden en nuestra cabeza. Vamos a perder el miedo a la crítica, al fracaso, al error, al misterio y a lo inexplorado.

Vamos a dejar de mirar hacia afuera y empezar a mirar hacia adentro. Vamos a dejar de ser tan críticos y empezar a estimarnos a nosotros mismos. Vamos a dejar de hablar mal de la gente y de ser tan indiferentes.

Vamos a ser personas sabias, diferentes y transparentes. No vamos a dejar que la vida nos empuje hacia el pavimento. Vamos a jugarle en contra y aprender a bailarla de otra forma.

Vamos a ver qué fácil es vivir si es que uno no se complica por todo. Vamos a entender que de cada situación se aprende y que todo depende de como reacciones frente a distintas situaciones.

Vamos a barajar y jugar las cartas de otro modo. Vamos a ver las cosas desde otra perspectiva. Vamos a poner de cabeza nuestro mundo si es necesario y vamos a perdernos para poder encontrarnos.

Vamos a dejar nuestra huella en este mundo. Actuando y no hablando, imaginando y creando, proponiendo y haciendo, opinando y ejemplificando. Vamos a ser la mejor versión de cada uno y  encontrar la manera de ser felices en todas sus matices.